Con 120 mil alumnos en el último año, Bariloche se consolida como el centro del turismo estudiantil

San Carlos de Bariloche recibió unos 120 mil alumnos secundarios en el período 2016-2017, con lo que ratificó su condición de principal destino de turismo estudiantil del país, luego de varias temporadas en que desde algunos sectores se buscó desalentar la llegada de estos contingentes de jóvenes.
Los egresados de colegios secundarios de toda Argentina, de junio a enero, ocupan la mitad de los hoteles de esta ciudad rionegrina y generan fuentes de trabajo y un importante movimiento económico, informó hoy la entidad empresaria que agrupa a los prestadores del sector.
El presidente de la Asociación de Turismo Estudiantil de Bariloche (Ateba), Roberto Bruzzone, indicó que durante la temporada 2016-2017 llegaron a la ciudad 120.000 jóvenes, en su amplia mayoría de distintas ciudades argentinas, y también procedentes de Uruguay y Chile.
Los datos de Ateba señalan que los egresados ocupan casi completamente el 50% de los hoteles de 3 y 4 estrellas de la ciudad y parte de dos establecimientos de 5 estrellas, con un amplio impacto en el consumo de restaurantes, comercios en general y, en particular, de productos regionales, entre otros.
Los jóvenes también ocupan en la temporada el 100% de las discotecas turísticas de la ciudad, que por razones de seguridad y calidad de servicio al sector se abren en exclusiva para ellos.
“El turismo joven genera más de 5.000 empleos directos y cientos de indirectos”, indicó Bruzzone a Télam, y destacó que Bariloche es el destino que “más avanzó en el sector en profesionalidad y calidad de servicios, garantías a los pasajeros y seguridad en general”.
El empresario añadió que “Ateba, junto a la Municipalidad, hacen capacitaciones permanentes sobre diferentes áreas del personal que trabaja en turismo joven, y es pionera en protocolos de actuación para cuidar a los chicos en materia de seguridad y aspectos sanitarios ante situaciones imprevistas”.
En ese sentido, un tema saliente es que hace ya dos temporadas la ciudad estableció como obligación contar con un médico permanente en cada hotel del turismo estudiantil y además se inauguró un centro de salud privado exclusivo para atención de estos pasajeros.
Por otra parte, en los últimos años fue creciente la visita de egresados extranjeros de Latinoamérica, en especial de Chile, en tanto que desde Uruguay llegan contingentes de quinceañeros, por la tradición de ese país de hacer el viaje estudiantil a esa edad.
El directivo resaltó que “por estos aspectos, Bariloche es hace décadas el principal destino de turismo joven del país, prevaleciendo incluso para los argentinos sobre otros destinos internacionales del Caribe o Brasil”.
“Esto se sostiene aún en la compleja situación económica del país y la adversidad cambiaria, porque los egresados saben que la ciudad es la más preparada para recibirlos, con infraestructura que fue creada especialmente para el segmento y con servicios que garantizan una diversión segura”, sostuvo.
Al respecto, los principales operadores del turismo estudiantil informaron que Bariloche es competitivo también en materia de precios, en especial frente a destinos del exterior como Cancún o Florianópolis, que son los principales para el público nacional.
Los paquetes del viaje a Bariloche van hoy desde 24.000 a 32.000 pesos, según el medio de transporte –colectivo o avión- y la fecha y el nivel de servicios.
Muchos comienzan a pagar esos montos en cuotas, desde cuando los chicos están en tercer año, para completarlos dos años después, cuando egresan.
En cambio el viaje a Cancún supera hoy los 40.000 pesos por pasajero, y a Camboriú (el más vendido de Florianópolis) entre 35.000 y 40.000 pesos.
Uno de los operadores que vende paquetes de turismo estudiantil en el Caribe mexicano informó que ese destino se complicó en los últimos meses por la incidencia de la violencia que genera el narcotyráfico, por lo que cayeron las reservas en favor de Camboriú y Bariloche.
Bruzzone agregó que la prioridad de los prestadores “es el cuidado de los pasajeros, con estrictas normas de convivencia”, con una “innovación permanente en materia de controles de salud y protocolos de actuación”.
También el secretario de Turismo de Bariloche, Marcos Barberis, destacó la excelencia del sector y dijo que la ciudad “tiene las mejores expectativas para la llegada de los primeros contingentes de la próxima temporada”.
“Venimos trabajando en conjunto con Ateba para darles la mejor recepción a los jóvenes y garantizarles una buena estadía en la ciudad”, afirmó.