Tipos de alisado del pelo: beneficios y riesgos de cada método

¿No sabes qué tipo de alisado del pelo es mejor para tu melena? Te ayudamos a elegir analizando los beneficios y riesgos de cada uno.
Existen muchas formas de lucir un pelo lacio y bonito, pero a veces no sabemos cuál es el mejor para nuestro cabello en concreto. Si quieres despejar tus dudas, no te pierdas todo lo que tenemos que decirte sobre los diferentes tipos de alisado del pelo y descubre los beneficios y riesgos de cada método.

Existen muchas formas de alisar nuestro cabello, tantas que podríamos hacer una lista casi infinita si contamos remedios antiguos como la colocación de los rulos por la noche. Sin embargo, vamos a centrarnos en los que han demostrado ofrecer un resultado más eficaz. Estos van a ser:

Alisado con plancha.
Alisado con queratina.
Alisado con queratina brasileña.
Alisado con láser de luz azul.
Alisado japonés.
Taninoplastia.

A continuación te mostramos una lista con los beneficios y riesgos principales de cada uno de los métodos propuestos y, por supuesto, nuestra más sincera recomendación.

Alisado con plancha. Es el método más sencillo, económico y cómodo para conseguir diferentes looks alisando el cabello en tu propia casa.
Alisado con queratina. El alisado con queratina no solo es totalmente efectivo contra los rizos, sino que además es capaz de mantener nutrido y protegido a nuestro cabello durante casi 6 meses.
Alisado con queratina brasileña. Sus beneficios vienen muy de la mano del alisado con queratina comentado anteriormente, aunque en este caso puedes encontrarlo a un precio ligeramente inferior.
Alisado con láser de luz azul. Gracias a la acción del láser, la cutícula queda sellada, hidratando y saneando el cabello y dotándolo de un toque de vitalidad. Además, y al contrario de otros métodos, no necesitarás más que unas horas para volver a lavar tu cabello.
Alisado japonés. Es uno de los métodos más efectivos y longevos que existen para alisar el cabello y, de hecho, cuando el pelo crece únicamente hay que repetirlo en la raíz en lugar de en toda la melena.
Taninoplastia. Es un tratamiento totalmente natural y libre de conservantes químicos. Además, no solo es capaz de alisar nuestro pelo, sino también de eliminar el encrespamiento y dar brillo.

Riesgos de cada tipo de alisado
Alisado con plancha. En el caso de no contar con una plancha de calidad o con el cuidado suficiente por tu parte, puedes llegar a quemar tu cabello.
Alisado con queratina. Algunos tratamientos de queratina contienen formol, una sustancia que puede resultar cancerígena al inhalarla.
Alisado con queratina brasileña. Si quieres tener tu pelo liso de forma continuada puede que este no sea el mejor método para ti, ya que un uso abusivo puede llegar a provocar quemaduras y todo tipo de problemas capilares.
Alisado con láser de luz azul. La recomendación a la hora de volver a teñir tu cabello es la más longeva de todas: nada más y nada menos que 2 semanas.
Alisado japonés. Su precio es muy elevado.
Taninoplastia. Si tienes el pelo teñido, el tono de tu cabello puede variar después del tratamiento. Y, además, no podrás teñirte de nuevo hasta una semana después de aplicar el tratamiento.

¿Qué tipo de alisado del pelo escoger?
Sabemos lo difícil que es decidir, y más en una situación en la que tu melena entra en juego. Nuestra mejor recomendación siempre va a ser que cuentes en casa con una plancha para el pelo de calidad con la que te asegures de no maltratar tu cabello con el calor. El motivo es tan simple como que no solo podrás cambiar tu look cuando te apetezca, sino que además podrás conseguir diferentes estilos que con el resto de métodos deberás dejar a un lado.
Por otro lado, si eres una mujer ocupada y no cuentas con demasiado tiempo para dedicarle a tu cabello, te recomendamos la taninoplastia, ya que es el método que menos dañará tu melena. ¡Pero eso sí! Esta recomendación va únicamente para las mujeres con el pelo natural. Si tu pelo es teñido te animamos a que ahorres un poco y te hagas el alisado japonés. ¡No te arrepentirás del resultado!