El calor enloquece a las abejas en Italia

El calor y el clima enloquecen a las abejas, consideradas un indicador del estado de salud de la naturaleza, y la producción de miel italiana cayó a menos de la mitad respecto del promedio, con un total en torno a las 10.000 toneladas
Los datos son de la asociación de productores agrícolas Coldiretti, que subraya los datos como los peores resultados en los últimos 35 años
Lo que provocó la situación es el efecto de las difundidas heladas primaverales, a las que siguieron el calor y la sequía, con las flores secas por la falta de agua y violentos temporales estivales, sin olvidar los incendios que masacraron a decenas de millones de abejas.La preocupación también se debe al hecho de que el trabajo de las abejas es importante no solo para la producción de la miel, sino también para la polinización de las plantas
El clima anómalo afectó varios tipos de miel en las llanuras, en tanto se salvó solamente la rara miel de montaña. La marcha productiva de este año también sigue a una cosecha escasa el año pasado, cuando bajó a solo 16.000 toneladas
El derrumbe de las cosechas nacionales abre la puerta a la importación de miel del exterior, con llegadas del exterior que ya alcanzaron más de 7.000 toneladas en los primeros cuatro meses de 2017, según datos del Instituto de Estadística
La tendencia se confirma, en los estantes habrá dos frascos importados cada tres. Alrededor de un tercio de la miel importada llega de Hungría, pero más del 10 por ciento es de procedencia china, un país en los primeros puestos de inseguridad alimentaria