Cenar avena puede reducir el insomnio según la ciencia

Cenar avena para dormir mejor. Un remedio natural para reducir el insomnio avalado por la ciencia, que ha constatado que determinados alimentos por su composición nutritiva influyen en el sistema nervioso y ejercen una acción directa sobre el sueño.

Considerado uno de los cereales más completos, la avena es buena para dormir, es un alimento inductor del sueño al favorecer la liberación de melatonina y serotonina. Descubre por qué es bueno tomar avena por la noche y cómo incluir la avena en la dieta.

¿Influye la cena en el sueño?
Dormir bien es clave para mantener la salud física y mental. Y si hay un factor que interfiere de manera directa en la calidad y cantidad del sueño, es la alimentación, tal y como coinciden todos los estudios científicos, entre ellos el realizado por el Centro Médico de la Universidad de Columbia (Estados Unidos).

Una dieta en la que juegan un papel esencial los alimentos que inducen al sueño al estimular la liberación de sustancias como la melatonina y la serotonina para favorecer la relajación y el sueño.

Beneficios de la avena para dormir
La avena es relajante del sistema nervioso central gracias a su contenido en vitaminas del grupo B.
La avena es rica en hidratos de carbono que favorece el aumento de los niveles de serotonina.
La avena contiene triptófanos y melatonina, que interviene en la regulación de los ciclos del sueño.

Junto al arroz y al maíz dulce, la avena es el alimento con más melatonina por gramo.

La avena es de fácil y lenta digestión, lo que evita las interrupciones del sueño.
La avena es saciante, aplacando la sensación de hambre nocturna.

Cena con avena
La avena se puede tomar hervida, añadiendo 3 cucharadas de avena en una taza de agua caliente o leche desnatada. Es aconsejable tomarla al menos media hora antes de ir a dormir.
Otra opción es preparar una crema de avena para cenar. Añadir 3 cucharadas de copos de avena en medio litro de agua y, a continuación, 150 gramos de verduras (puerros, zanahorias, espinacas, tomate, espárragos…).