Hillary Clinton salió a hablar de su neumonía: “no me parecía gran cosa”

La candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, dijo en la primera entrevista tras su abrupta retirada del homenaje del 11-S del domingo pasado, que no quiso revelar su diagnóstico de neumonía del viernes pasado porque pensó que “no parecía gran cosa”.
Con la salud de la candidata en el centro de la campaña y, a menos de dos meses de las elecciones, el tambaleo y desvanecimiento que sufrió el domingo pasado causaron revuelo y el impacto de la tardía revelación del diagnóstico de neumonía le dio un nuevo giro a la complicada carrera hacia la Casa Blanca.
Para aquietar las aguas, Clinton -que canceló su agenda política por unos días para descansar- salió a tranquilizar en un entrevista telefónica con el programa de Anderson Cooper, en la cadena CNN, cerca de la medianoche de ayer.
“Obviamente se suponía que tengo que descansar cinco días. Eso fue lo que me dijeron el viernes y obviamente no seguí ese sabio consejo”; confesó que, aunque ya se encuentra “bien”, ha decidido hacer caso a sus médicos y descansar unos días para curarse completamente de la neumonía.
“Me estoy sintiendo mucho mejor y obviamente, debería haber descansado antes. Probablemente hubiera sido mejor si hubiese cancelado desde el viernes pasado, pero como mucha gente, pensé que podía salir adelante y no salió tan bien”, reconoció la demócrata que permanece en su casa de Chappaqua, en el estado de Nueva York.
Clinton, de 68 años, sostuvo que sintió que debía ir al acto en homenaje a las víctimas del 11-S en Nueva York a pesar de su enfermedad porque ella había sido senadora representante de ese estado en el momento de los ataques.
Ante la presión de periodistas y críticos para que se revele los detalles de su historia médica, desde la campaña de Clinton dijeron ayer que lo harán en breve. “Si no fuimos lo suficientemente rápidos (revelando la información) tomo la responsabilidad por eso”, admitió.
“Vamos a revelar más información pero es justo decir que ya hemos cumplido con los estándares de divulgación de candidatos demócratas del pasado como Mitt Romney y del presidente Barack Obama. Nosotros tendremos más información, pero yo ya revelé datos de mi salud en esta campaña . Ya hemos cumplido con altos estándares de transparencia”, sostuvo.
“Comparen todo lo que saben de mí con todo lo que saben de mi oponente, pienso que es tiempo que él se comprometa al mismo nivel de divulgación que yo llevo hace años”, dijo Clinton y remató: “El doctor de Donald Trump dijo que el sería el presidente más sano de la historia, eso no es ni siquiera serio”.
La revelación sobre la neumonía, además de impedir ya desdeñar los cuestionamientos de Trump sobre la fortaleza física de Clinton, parecen también destinados a alimentar teorías que desde hace meses circulan profusamente en Internet, con fotos y videos como prueba, acerca de que la ex primera dama está gravemente enferma.
“Algo está pasando, pero solo espero que (Clinton) se recupere y vuelva a la campaña”, declaró por su parte un sorprendentemente circunspecto Trump a la cadena Fox.
Tras este episodio, Clinton se vio obligada a cancelar un viaje de campaña de dos días a California que incluía actos de recaudación de fondos en San Francisco y Los Ángeles, así como una aparición grabada en el programa “Ellen”, de la actriz y presentadora Ellen DeGeneres.
Su vocero, Brian Fallon, prometió ayer la inminente difusión de detalles sobre la salud de la candidata, reconoció que la campaña podía haber facilitado “más información más rápidamente” y que “lamentan” lo ocurrido.
Además, el portavoz adelantó que, tras la cancelación de la agenda, Clinton planea retomar sus actos de campaña esta misma semana, aunque no se ha confirmado todavía si viajará el miércoles a Nevada, como estaba programado.

Article Tags