La vida cotidiana de los mayas, protagonista de una exposición

La vida diaria de los mayas, la construcción de ciudades, la agricultura y el aprovechamiento del agua formarán parte de una exposición sobre esta civilización que se realizará en España, donde, a diferencia de otras, se pondrá el foco en el pueblo llano y no en los reyes y su corte.
“Los Mayas: El enigma de las ciudades perdidas”, una gran retrospectiva sobre esa civilización que podrá verse en el Museo Arqueológico de Alicante (MARQ, este) del 25 de mayo de 2017 al 7 de enero de 2018, se presentó días atrás en la Casa de América de Madrid.
“Se trata de una sociedad distante, enigmática, pero no aún extinta, ya que siguen quedando ecos donde estas personas se asentaron”, afirmó el director del MARQ, Manuel Olcina Domènech.
Paneles con laboriosos grabados, esculturas de estuco de casi tres metros de largo o valiosas máscaras elaboradas en jade serán algunas de las piezas que se podrán contemplar en la exposición, que recoge también la cronología de las excavaciones españolas en el área maya, que se remontan a 1971.
La máxima autoridad de la cultura maya en España y precursor de estas expediciones en la zona, Miguel Rivera Dorado, reclamó durante la presentación “más atención, esfuerzo y subvenciones” al estudio de esta cultura que, según explicó, también tiene “mucha influencia” en la española.
“Tenemos que recordar que España estuvo en Guatemala y México más de 300 años y por eso debemos aceptar lo que es parte de nosotros mismos”, señaló Rivera.
La exposición contará con tres salas, que analizarán el mito de la creación del mundo maya, el esplendor de esta civilización, su colapso y, por último, el rol que jugaban los hombres y las mujeres en esas sociedades.
Estas últimas, consideradas como inferiores por los hombres -recibían una alimentación menos nutritiva-, aunque eran clave como legitimadoras del linaje real.
La civilización maya se asentó en las zonas de la actual Guatemala, México, Honduras, El Salvador y Belice y destacó por el desarrollo de la escritura, las matemáticas, la agricultura y la astronomía.