Las redes son el entorno perfecto para los narcisistas

Facebook, Twitter o Instagram permiten a los narcisistas autopromocionarse delante de grandes audiencias.
Las redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram se han convertido en una parte importante de las vidas de muchas personas en todo el mundo. Facebook supera los 2.000 millones de usuarios, otros 500 millones cuelgan fotos a diario en Instagram y 300 millones se comunican vía Twitter. Diversos estudios llevados a cabo en los últimos años han investigado la relación entre el uso y abuso de estas redes con las tendencias narcisistas, y los resultados son contradictorios. Algunos de ellos encuentran efectos positivos y otros resaltan los aspectos negativos.
Ahora una nueva investigación presentada por científicos alemanes del Instituto Leibniz de Trayectorias Educativas en Bamberg y la Universidad de Würzburg revela que hay una relación entre ciertas formas de narcisismo y la actividad en las redes sociales. Cuando se tienen en cuenta formas específicas de comportamiento o la formación cultural de los usuarios, los efectos son más acusados en algunos casos. Los principales responsables del estudio, Markus Appel, de la Universidad de Würzburg, y Timo Gambs, director de la sección de control educacional del Instituto Leibniz de Trayectorias Educativas en Bamberg, analizaron y compararon 57 estudios previos llevados a cabo con un total de 25.000 usuarios de redes sociales y los resultados se han publicado en Journal of Personality.
En general, las personas activas en las redes se ven a ellas mismas como excepcionalmente talentosas, destacadas y exitosas. Les gusta presentarse y mostrarse ante los demás y buscan la aprobación ajena. En suma, muestran lo que los psicólogos llaman un comportamiento típicamente narcisista. Y según Appel, “Facebook parece la plataforma ideal para estos individuos”. Las redes les proporcionan acceso a una extensa audiencia y les permiten mostrar información con el objeto de autopromocionarse. Más aún, son perfectas para cultivar meticulosamente su imagen. De ahí que los investigadores hayan visto estas plataformas como el caldo de cultivo ideal para los narcisistas.
El reciente macroestudio ha confirmado que los narcisistas con delirios de grandeza y alta autoestima frecuentan más las redes sociales que los narcisistas vulnerables, inseguros, con baja autoestima y bajo nivel de socialización. También revela que hay una relación muy acusada entre el número de amigos y las actividades de autopromoción en las redes sociales. Además, han constatado que que la asociación entre narcisismo y actividad en las redes depende de las influencias culturales. En las sociedades más colectivas que miran más a la comunidad que a los individuos y donde los roles sociales son más rígidos, como India o Malasia, las redes sociales les permiten escapar de las restricciones y presentarse a sí mismos de una forma que no podrían hacer en la vida real.
¿Entonces, es la llamada “Generación del Yo” un producto de Facebook, Twitter o Instagram porque promueven las tendencias narcisistas, o estas redes simplemente proporcionan el entorno ideal para el narcisismo? Los autores del estudio no tienen clara la respuesta.