Lopetegui descartó aumentos del gasto: “vamos a cumplir a rajatabla con el déficit fiscal del 4,8%”

El déficit fiscal de caja no superará este año la meta de 4,8% del Producto Bruto Interno, pese a que se saldaron deudas atrasadas con el sector privado y se bajaron impuestos por 1,7% del PBI, y para 2017 se mantiene el objetivo de reducirlo a 4,2% porque la brecha actual es “enorme”, precisó hoy el vicejefe de Gabinete de Ministros, Gustavo Lopetegui.
“Vamos a cumplir a rajatabla con el 4,8% de déficit que dijimos en febrero que íbamos a tener; no va a haber ningún desvío”, dijo Lopetegui en declaraciones a radio Mitre, en las que también descartó preocupación por la suba del tipo de cambio en los últimos días y resaltó el “bajón” en el costo del crédito para las empresas.
“Si no vamos en un camino a la reducción del déficit no hay destino”, afirmó Lopetegui.
Consultado por el decreto de necesidad y urgencia que autorizó ayer un aumento del gasto público en $ 122.000 millones, el funcionario dijo que “esta plata ya estaba prevista. Es un tema administrativo para poder gastarla: hay que hacer estos decretos de ampliación presupuestaria. Es rutina de la administración pública”, acotó.
Lopetegui explicó que “es un decreto que amplía el presupuesto (2016) que nosotros no hicimos” y “como era rutina en el gobierno anterior, los presupuestos estaban bastante dibujados, no preveían lo que realmente iba a pasar”.
“No es muy difícil saber cuánto va a ser el déficit porque ya estamos a mediados de diciembre. Ese famoso 4,8% en plata son $ 380.000 millones y a noviembre se acumularon $ 290.000 millones. O sea que todavía podemos tener $ 90.000 millones de déficit en diciembre”, precisó el vice jefe de Gabinete.
El funcionario recordó que el gasto del gobierno federal para diciembre asciende a $ 300.000 millones (para totalizar algo más de $ 2 billones en el año), con lo cual los $ 122.000 millones extra lucen elevados “pero hay que ver el orden de magnitud”.
Lopetegui insistió en que “no nos vamos a pasar ni una décima” del déficit previsto, que se pudo financiar este año, al igual que ocurrirá en 2017 y en algún otro año.
El desequilibrio total (contabilizando el pago de intereses) llegará a 5,1% del PBI, pero “es chiquito porque el Estado es dueño de gran parte de su deuda: cada semestre, cuando se pagan intereses de bonos una parte importante lo recibe la Anses”, agregó.
El vicejefe de Gabinete llamó luego la atención sobre el impacto de la baja de impuestos: “ningún otro gobierno en la historia del país” practicó tamaño recorte y “tenemos que seguir, pero no podemos todo en un año”.
Del mismo modo, añadió, “las cuentas de este año están contaminadas mucho por deudas del año pasado”, por más de un punto del PBI, lo cual se va a aclarar en un informe oficial que se publicará a fin de año.
“La semana pasada terminamos de pagar facturas del Plan Gas y de Petróleo Plus que correspondían a 2015 y años anteriores, pero el año que viene (el Presupuesto) va a estar limpio de eso”, informó.
“Este nivel de déficit es insostenible, lo mejor que podemos hacer a las empresas y al país es abaratar el costo de capital, y la única manera de hacerlo es bajar el déficit fiscal y mostrar que la Argentina tiene equilibrio primario”, aseguró Lopetegui.
“Ya bajó mucho el costo en el año, pero tenemos que seguir trabajando para que las empresas puedan financiarse en plazos, cantidades y con tasas de interés iguales a las de las empresas que pedimos que compitan con las del exterior”, explicó el funcionario.
“Este año -continuó el vicejefe de Gabinete- hubo un bajón importante en dólares: hoy una pyme exportadora se puede financiar al 2% anual en dólares. Igual que una pyme de Barcelona o de Manchester. Eso ya está, pero sólo le llega a las exportadoras”, aclaró.
En cuanto al dólar a $16,30 pesos, Lopetegui dijo que “muestra la ventaja de tener un tipo de cambio flotante, que tuvimos durante muy cortos períodos de nuestra historia y no tenerlo nos llevó a desbarajustes mayores”.
“Algunos dicen que (el nivel de la divisa estadounidense) es muy bajo, porque la rentabilidad de los exportadores no da, y otros dicen que es muy alto porque va a generar la inflación”.
Pero “vamos a cerrar el segundo semestre con un promedio de 1,5% de inflación durante seis meses: en el segundo semestre va a haber 10% de inflación total. Nos habíamos propuesto 1,5% en el último trimestre y ese objetivo lo cumplimos antes”, concluyó Lopetegui.