Nueve de cada diez estadounidenses se informan por medios digitales

El consumo de información a través de medios digitales continúa su alza en EE.UU., y ya son 9 de cada 10 los estadounidenses que aseguran que reciben noticias a través de sus teléfonos celulares o sus computadores personales, según un informe divulgado hoy por el centro de estudio Pew.
El estudio constata un auge creciente de los dispositivos móviles respecto a los computadores personales: el 65 % frente al 34 % a comienzos de 2017, en comparación con el 56 % frente al 42 % a principios de 2016.
El informe de Pew indica que los datos combinan tanto los medios digitales nativos, nacidos en el nuevo entorno, con los que son parte de conglomerados tradicionales como The Washington Post, Los Angeles Times y The New York Times.
Los anunciantes han percibido el atractivo de estos nuevos medios y han reorientado sus inversiones hacia ellos.
De hecho, los ingresos por publicidad digital se han elevado notablemente, y han pasado de 60.000 millones de dólares en 2015 a 72.000 millones de dólares en 2016.
Como consecuencia, el porcentaje del total de ingresos publicitarios digitales también ha crecido, y supone ahora el 37 % del total frente al 33 % que representaban en 2015.
En el sector digital, asimismo, hay disparidad y la publicidad se decanta por los teléfonos inteligentes y tabletas, mientras que la de computadores personales se ha reducido de manera paulatina.
Si en 2015, el porcentaje de publicidad en computadores y celulares era similar, casi al 50 %; en 2016, los ingresos por publicidad en dispositivos móviles pasó de 32.000 millones de dólares en 2015 a 47.000 millones en 2016, lo que supone el 65 % del total.
Los dominantes en este sector son las grandes compañías informáticas, con Facebook a la cabeza, que cuenta con el 35 % de la cuota de mercado, seguido a distancia por Google, con un 14 %.
En el lado opuesto de esta rápida expansión del mercado digital se sitúa la industria del papel, que ahonda en su progresiva caída.
La circulación de diarios ha pasado de 37,7 millones de ejemplares en 2015 a 34,6 millones en 2016, lo que supone un descenso de cerca de un 8 %.
En la última década, la caída acumulada es abrupta: de más de un 30 %, desde los 52,3 millones de ejemplares de 2006.
Obviamente, esta modificación en los hábitos de consumo de información tiene su impacto en los ingresos por publicidad de la prensa escrita, que en 2016 fue de 18.000 millones de dólares, un descenso del 10 % respecto al año anterior.