Presentan esqueleto robótico para rehabilitar lesiones de columna

El gobierno de Ciudad de México presentó un exoesqueleto robótico de rehabilitación de columna y miembros inferiores, que permitirá que las personas recuperen las habilidades motrices perdidas por lesiones raquimedulares, desarrollo similar al realizado por la Universidad Nacional de San Juan para la recobrar la movilidad de las piernas.
El diseño y la construcción de este sistema permite “reproducir el tipo de marcha normal que ejecuta un adulto sano o algunas variantes que permitan el avance paulatino en la rehabilitación” mediante un “entrenamiento repetitivo y sistemático que tenga consecuencias clínicas evaluables a nivel fisiológico motriz en siete articulaciones principales”.
Entre ellas se encuentran “el torso, las caderas, las rodillas y tobillos”, precisó el comunicado recogido por la agencia EFE.
El diseño y desarrollo de esta tecnología corresponde al Gobierno de Ciudad de México, la Secretaría de Salud capitalina y el Instituto Politécnico Nacional (IPN).
El director general del IPN, Enrique Fernández Fassnacht, dijo que el exoesqueleto superó sus expectativas “y es muestra de la colaboración entre instituciones y Gobierno”.
Un desarrollo que va en el mismo sentido fue presentado hace poco más de un mes por la Universidad Nacional de San Juan y posibilitará la rehabilitación de las personas que conviven con una anomalía congénita que les dificulta la movilidad de las piernas, mediante una solución tecnológica de características biomecatrónicas, que se adaptará a las necesidades de cada paciente en las diversas etapas del tratamiento.
La órtesis activa de origen argentino es una especie de “bota” de marcha unida a un dispositivo, con una estructura acoplada a la pierna que permite activar los músculos plantares, ya que este desarrollo trabaja específicamente sobre tobillos y pies dañados por la anomalía congénita mielomeningocele.
La mielomeningocele es uno de los tipos de espina bífida que genera problemas en la columna y por lo tanto afecta la movilidad de los miembros inferiores desde el nacimiento.