Peregrinación

En el pequeño pueblo de El Rocío, en Andalucía, España, se realiza una peregrinación anual en el segundo día de Pentecostés. Personas de toda España viajan, a menudo a caballo, para adorar una pequeña estatua de madera de la Virgen María. Como la tradición se remonta al 1700, los peregrinos suelen llevar vestidos tradicionales para el viaje y la celebración.