El Senado retoma mañana el debate de la reforma electoral, que incluye la boleta electrónica

El Senado retomará mañana próximo en comisión el debate sobre la reforma electoral, que incluye cambiar el sistema de votación en todo el país por la boleta electrónica, después de una semana de parálisis de la discusión a raíz de la decisión del ultrakirchnerismo, que frenó el debate, en un intento por dilatar los tiempos del oficialismo para convertir en ley la iniciativa.
Fuentes de Cambiemos se quejaron esta semana de lo que consideraron una “maniobra dilatoria” del titular de la comisión de Asuntos Constitucionales, el kirchnerista Marcelo Fuentes, quien anunció la postergación de las dos reuniones previstas para continuar con las exposiciones sobre la reforma, con el argumento de la ausencia de varios legisladores.
Miembros de la propia bancada del Frente para la Victoria, de mayor cercanía con el oficialismo, aseguraron que “Fuentes tomó esa decisión porque quiso, en absoluta soledad, sin ningún argumento razonable” y aceptaron que las razones que esgrimió el senador para cancelar los encuentros no eran valederos ya que no eran tantos los legisladores que no estaban presentes en ese momento en la Cámara.
El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, se quejó públicamente de la maniobra y avisó que pediría una reunión con el senador para que acelere los tiempos y que se emita dictamen a la propuesta el próximo martes, luego de los testimonios de expertos informáticos que fueron invitados al plenario.
Según la agenda del Senado, está previsto que las comisiones de Asuntos Constitucionales, Presupuesto y Hacienda, Justicia y Asuntos Penales y de la Banca de la Mujer, se reúnan a las 13 en el salón de las Provincias, el martes y el jueves próximos.
Entre los invitados al plenario de la semana próxima se encuentran 23 expertos informáticos y constitucionalistas, entre ellos Sergio Angelini integrante de la compañía de tecnología aplicada a comicios MSA GROUP, solicitado por el senador Omar Perotti (PJ); el constitucionalista Eduardo Barcesat; Beatriz Busaniche, presidenta de la Fundación Vía Libre, solicitada por la senadora Virginia García; Ariel Garbarz, ingeniero en Electrónica y Telecomunicaciones, solicitado por Fuentes.
También se incluyó a Iván Arce, especialista en Seguridad Informática, integrante de la Fundación Dr. Manuel Sadosky; Marcelo Arroyo, profesor de la Universidad Nacional de Río Cuarto en el Departamento de Computación; Martín Carranza Torres, especialista en Seguridad Informática Legal, y Jorge Zaccagnini, presidente del Foro para una Nueva Política Industrial, entre otros.
Pinedo señaló que “el objetivo es que se escuche a los expertos en informática convocados y se pase a firmar el dictamen” y que la intención del oficialismo es que el proyecto sobre reforma electoral sea tratado sobre tablas al día siguiente.
“Seguramente el proyecto tendrá modificaciones y volverá a Diputados. Pero debemos buscar una redacción para que el mecanismo lo ponga la Cámara Electoral. Nosotros no pedimos el chip, sino un mecanismo de lectura electoral que la Justicia considere seguro”, conjeturó.
En el Frente para la Victoria se muestran, no obstante, poco apurados por acelerar los tiempos. Fuentes del bloque del FPV afirmaron que “de ningún modo” existe la posibilidad de prestar acuerdo para tratar la reforma electoral sobre tablas el miércoles como pretende el oficialismo.
“Ni siquiera está asegurado que el dictamen se firme el martes, hay un sector del bloque que estaría dispuesto y otro (el ultrakirchnerista) que no acepta el proyecto”, añadieron.