En sintonía con su canonización se estrena un filme sobre el cura Brochero

En sintonía con la canonización del primer santo argentino, que el papa Francisco concretará en Roma el sábado próximo, se estrena mañana en cines de todo el país el filme “Cura Brochero, la película”, realizada por la Asociación Civil cordobesa Maranatha, con dirección de Lorena Cuschoff y guión y producción de Pablo Gómez, que busca transformarse en “un aporte para acercar la gente a los santos”.
“No somos del ámbito del cine sino que dirigimos una asociación civil que se dedica a promocionar valores y evangelizar entre los jóvenes y en ese marco abordamos esta película, como un medio para dar un mensaje y llevar a todos lados lo que creemos y nos ha conmovido”, aseguró Cuschoff.
La génesis del filme surgió más de tres años atrás, cuando Maranatha tomó la decisión de elaborar una película documental sobre el Cura Gaucho cuando se anunció su beatificación, paso previo a la canonización que se materializará el sábado.
“Con esa idea -cuenta la realizadora- empezamos a andar y a convocar gente pidiendo todo lo que necesitábamos para la película, desde camarógrafos a vestuario y la sorpresa fue que apenas dos horas después de haber lanzado la convocatoria por Facebook, ya había más de 100 personas que de una u otra manera se querían sumar al proyecto”.
“Así se empezó a organizar, se conoció la idea, alguien habló de ‘la película del cura Brochero’ y lo que iba a ser un documental mutó a un proyecto más ambicioso que fue hacer una película de ficción, que atravesó numerosas etapas y tuvo una serie de inconvenientes, como que el actor principal se cayó de un caballo y renunció cuando estábamos terminando la película y tuvimos después que filmarla toda desde cero”, reveló.
Además de la película, que realizaron sin experiencia previa e impulsados por la decisión de acercar a la gente la figura de Brochero y que se rodó en agosto y septiembre de 2014, Maranatha asumió el papel de distribuirla para garantizar que llegue a todo el país, “porque había mucha gente que nos la pedía para ver en las provincias, donde hay muchas comunidades brocherianas, y entendimos que para garantizar eso teníamos que distribuirla por el circuito comercial, aun cuando para nosotros es más que un producto”.
José Gabriel del Rosario Brochero, fue un cura diocesano que se hizo cargo del curato de San Alberto, una extensa zona en Traslasierra de Córdoba y con extensión a San Luis y La Rioja, en 1869, a los 29 años, hasta su muerte, de lepra, en 1914, estableciéndose en la parroquia de Villa Tránsito, lugar que luego tomó el nombre del sacerdote por la relevancia de su trabajo social y evangélico.
Cuschoff y Gómez explicaron el proceso del filme:
– ¿Qué quieren decir cuando señalan que esto es más que un producto?
Pablo Gómez: Que esta película es antes que nada un proyecto de fe, se pensó como tal y fue un requisito indispensable para poder llevar adelante el proyecto y superar todas las dificultades que se presentaron. Siempre buscamos que fuera un aporte para dar a conocer la figura de Brochero, un aporte a la evangelización y a acercar a la gente común los santos, ya que todos, como cristianos, estamos invitados a la santidad.
– ¿Cómo fue todo el proceso que finaliza en este estreno?
Lorena Cuschoff: Empezamos preguntándonos quién fue, qué hizo, por qué es santo y Brochero se fue metiendo entre nosotros, nos llegó al corazón y en estos tres años sentimos que hemos caminado con él, que su presencia atravesó con nosotros toda la producción de la película. Nos pasaban cosas que tenían que ver con Brochero, situaciones que habíamos leído de la vida de él y nos pasaban a nosotros. Decíamos cómo puede ser, aunque también apareció ahí la pregunta por qué no puede ser que la vida de los santos nos llegue tanto y poder vivir cosas que han vivido ellos, ya que la invitación a todo cristiano es hacer un camino de santidad y vivir las cosas que han vivido los santos, que no son seres sobrenaturales ni extraterrestres sino que nos muestran un camino; son seres como cualquier otro que se animaron a hacer un caminito y te muestran un rumbo, vos buscás el tuyo pero te muestran que es posible, que todos podemos.
– ¿Cuál es la vigencia de Brochero en la zona donde realizó su obra?
PG: La imagen de Brochero está viva y vigente en muchas personas, Brochero es una figura muy querida por todos y con mucho arraigo en la Argentina, pero en los habitantes de Villa Cura Brochero tiene un arraigo especial porque para los que somos de la región siempre fue un santo y esta canonización, esta definición explícita, pública de su santidad que realiza el Vaticano, viene a confirmar lo que el pueblo de dios en muchos lugares de la Argentina pero sobre todo en Traslasierra, donde está su obra y dejó su huella más fuerte, ya lo sabía.
– ¿Cómo armaron la historia de la película?
PG: Tratamos de que estuvieran los hitos principales de la historia de Brochero como para que quien no lo conoce tenga una primera aproximación a él, y después utilizamos un recurso donde al mismo momento que se cuenta la historia de Brochero se cuenta la historia del actor principal y el productor de la película, con la idea de una historia dentro de la historia, para mostrar cómo los ideales de grandes hombres pueden interpelar nuestra vida, cambiar y mejorar nuestra existencia y cómo la figura de Brochero tiene un mensaje que todavía está vigente, un mensaje que sigue dando respuestas.
LC: Así como en la película el actor que lo interpreta se siente interpelado por la vida de Brochero la idea es que la película interpele a todos los que la están viendo, que les genere preguntas.
– ¿Cómo es la actividad de Brochero cuando ejerce de sacerdote?
PG: En esos momentos Traslasierra era una población sumamente abandonada, con gente con muchas necesidades y sin formación; él se encuentra con una población en estado de abandono respecto del progreso porque faltaban escuelas y caminos y en estado de abandono moral y en toda su acción hay una intención genuina por mejorarle la vida a la gente desde lo material y lo espiritual. La figura de Brochero no solamente se centra en lo religioso sino que siempre el interés religioso va precedido por el interés humano, se preocupaba por llevar el Evangelio pero sabía que la gente necesitaba también caminos, acueductos, escuelas, buscaba que primero las necesidades básicas estuvieran satisfechas para después continuar con la tarea evangelizadora. En este sentido, Brochero es un visionario y un emprendedor, pero también un santo porque todo lo que hizo lo hizo por amor a Dios.

Article Tags