Sonidos y movimientos recopilados por bicicletas convertirán a Buenos Aires en una obra de arte en tiempo real

Los colores, los sonidos y los movimientos de Buenos Aires serán registrados por bicicletas equipadas con sensores que recorrerán la ciudad como parte de una propuesta artística de la Bienal Arte Joven, en septiembre próximo, exposición donde esos datos serán compartidos en tiempo real con los visitantes en una innovadora instalación interactiva, describió el creador.
La iniciativa convoca hasta mañana a artistas argentinos de entre 18 y 32 años a participar (en https://bienal.buenosaires.gob.ar) y forma parte del Laboratorio PedaLúdico, dirigido por Fabián Wagmister, docente de la Universidad de California, Los Angeles (UCLA).
“El objetivo de la convocatoria es conformar un grupo de jóvenes investigadores/artistas con distintos puntos de vista sobre Buenos Aires y que deseen explorarla de diversas maneras. Nos interesa, en particular, aquellos artistas del interior que puedan contribuir una mirada original sobre el territorio porteño”, subrayó Wagmister, nacido en La Pampa.
El responsable del proyecto aclaró que “si bien el sistema PedaLúdico usará tecnología compleja para registrar y expresar las pedaleadas, no se requiere de los participantes ningún conocimiento tecnológico previo”.
A través de las las recorridas -que no tienen una ruta preestablecida-, los participantes podrán explorar la Ciudad con bicicletas que estarán equipadas con tecnología creada de manera colaborativa entre el Centro Hipermediático Experimental Latinoamericano (cheLA) y el Center for Research in Engineering, Media, and Performance (Remap), que dirige Wagmister en la UCLA.
“El sistema incluye sensores, cámaras, micrófonos, GPS y otras tecnologías que permiten un sofisticado registro del territorio recorrido. Toda esta información (locación, movimiento, color, sonido, contraste, vibración) será transmitida y compartida en tiempo real con los visitantes de la Bienal por medio del Observatorio PedaLúdico, una instalación interactiva”, explicó el responsable.
La iniciativa -continuó- no solo involucra el aspecto tecnológico sino que también tiene una “serie de objetivos culturales y prácticos”, donde se promueve “el uso de la bicicleta como herramienta para recuperar el control del espacio y el tiempo urbano”.
“Creemos que la bicicleta tiene un gran potencial transformativo del individuo y la comunidad”, amplió Wagmister, que entre sus proyectos está la instalación interactiva Memoria Barrial (2012) y el ambiente inmersivo experimental Experiencia Iberá (2016) sobre las riquezas naturales de uno de los humedales más grandes del mundo.
Durante la Bienal, que tendrá lugar del 25 de septiembre al 1 de octubre en el Centro Cultural Recoleta, el público en general podrá inscribirse para participar en las pedaleadas lúdicas dirigidas por los artistas residentes del Laboratorio PedaLúdico.
“Al regresar a la Bienal, luego de las pedaleadas, los participantes podrán ver las cartografías, visualizaciones y otras expresiones artísticas generadas por los recorridos trazados y las imágenes y sonidos encontrados. Estamos convencidos que serán experiencias reveladoras y resonantes”, destacó Wagmister.
Del 6 de julio al 16 de septiembre, tendrá lugar el período de residencia donde los artistas desarrollarán las obras que deberán contemplar el diseño de un programa de pedaleadas guiadas por impulsos de investigación estructural, estética o social sobre la ciudad, y una estrategia de recopilación de datos y documentación.
También tendrán que tener un esquema de procesamiento y utilización artística de la información generadas por las pedaleadas; y una instancia de intercambio de ideas y diálogos entre los artistas, los participantes de las pedaleadas y el público en general sobre temas relacionados con la ciudad como espacio creativo y la movilidad autónoma.
El Festival de la Bienal de Arte Joven, que tuvo su primera edición en en 1989, será el espacio de exhibición en el que los artistas seleccionados compartirán sus creaciones con toda la Ciudad.